ENTREVISTA | Pepe Aguilar: «De haber tenido continuidad en el primer equipo estoy convencido de que hubiéramos conseguido el objetivo, al igual que lo estoy ahora con Luis Carrión»

Una leyenda del Real Murcia cuyo debut en un banquillo en el fútbol profesional ha sido en su máximo rival, el Cartagena. Esa es la curiosa historia de Pepe Aguilar. El técnico cántabro, persona de la máxima confianza de la directiva del club, recaló el pasado verano en el Efesé para coger las riendas del filial albinegro, con el objetivo de luchar por el ascenso a Segunda B. Desde que llegó a la ciudad trimilenaria, ha vivido una montaña rusa de situaciones: arrancó como un tiro con el filial, pero con la destitución de Borja Jiménez la directiva del club decidió que Aguilar fuera el encargado de tratar de reconducir la mala dinámica en la que se había metido el primer equipo. Estuvo tres partidos y no fue capaz de hacerlo. La mala racha se agravó con dos derrotas y un empate en los tres partidos en los que Pepe dirigió al Cartagena en LaLiga Smartbank. Tras la dura derrota en Tenerife (3-0) la directiva decidió mandarlo de vuelta al filial. Un filial que llevaba una trayectoria muy buena hasta estas últimas dos jornadas, en las que ha sumado las dos primeras derrotas de la temporada ante dos rivales directos como son el Mar Menor y La Unión Atlético.

En esta entrevista, hablamos con Pepe Aguilar acerca de la actualidad del filial, del VAR y de su paso por el banquillo del primer equipo:

-Después de la derrota ante el Mar Menor en el Cartagonova, ¿está siendo, a nivel personal y colectivo, la semana más difícil de la temporada con el filial?

+Depende de cómo lo miremos. Creo que hay que sacar conclusiones, y lo importante es tener detectado qué nos está pasando para llevar dos semanas en las cuales no hemos sumado. Tenemos que mejorar en acciones a balón parado -sobre todo a nivel defensivo, que es lo que ahora nos está castigando mucho-, pero no estamos intranquilos ni nerviosos. Esto es fútbol, esto es un juego… Hemos tenido 16 semanas fantásticas, y ahora llevamos 2 en las cuales no hemos sumado. Hay que tener los pies en el suelo y estar muy tranquilos. El objetivo está intacto, y lo importante es que nos recuperemos y que mejoremos esta faceta del juego que ahora mismo nos está penalizando mucho.

-Queda poco para que acabe la primera fase de la temporada y comience la fase de ascenso, ¿cree que el equipo ha pillado la crisis de resultados en el momento menos idóneo de la temporada?

+Es cierto que en estas dos últimas semanas no hemos sumado y no hemos sido capaces de optar al primer puesto, pero simplemente son 2 partidos muy puntuales. En ningún momento hemos tenido la sensación de que hemos dado un paso atrás en cuanto a nuestra manera de jugar y encarar los partidos. Estamos muy tranquilos , tenemos plena confianza en todos y el equipo mentalmente está bien. Somos un equipo joven, con ganas, y sobre todo, un equipo que tiene personalidad. Lo importante es rehacerse después de dos resultados malos, y nos vamos a rehacer, sin duda alguna. Como siempre digo, ´después de la tormenta sale el sol´. Hay que mirar el futuro con optimismo, porque somos un equipo ganador, que siente lo que hace y que tiene muy claro hacia dónde queremos ir. Nos quedan dos semanas, hay que intentar hacer los máximos puntos posibles para encarar la fase definitiva.

-¿Duele especialmente el hecho de que estas dos derrotas se hayan producido ante rivales directos en la lucha por los tres primeros puestos de la clasificación?

+Si nos atenemos al momento en el que hemos perdido los partidos, claro que te fastidia y te duele, pero también hemos conseguido ganar al Racing Murcia, hemos conseguido ganar en la ida al Mar Menor… Lo importante es corregir lo que todos sabemos que tenemos que corregir, y a partir de ahí, que haya un plan y que el jugador se responsabilice y sepa que a partir de ahora cada error te va a penalizar y te va a limitar mucho conseguir los tres puntos, porque los equipos también quieren ganar y cumplir sus objetivos. Nosotros tenemos claro cuál es el nuestro, pero tenemos que mejorar estos aspectos que he comentado. Estoy seguro de que los vamos a corregir.

-Jugar este fin de semana en el Cartagonova con público después de más de un año, ¿cree que intimidó o puso algo nervioso al equipo?

+No, en absoluto. Yo sabía que esto podía ocurrir: si ganamos el domingo pasado en el Cartagonova hubiese sido fantástico, los jugadores lo merecían, estaban en un contexto adecuado y en un escenario idóneo… Y si lo perdíamos iban a empezar a aparecer estos comentarios que yo sé que podían suceder: como que si el equipo por ser joven podía haberse visto superado… Ellos son futbolistas, quieren ser futbolistas profesionales y lo que vivieron el domingo es la antesala de lo que entiendo que ellos quieren ser en un futuro. Tuvimos treinta minutos muy buenos en el primer tiempo, y eso es con lo que me quedo. Evidentemente me hubiese gustado ganar, pero fuimos dominadores, el Mar Menor tuvo ocasiones en momentos en los que nosotros estábamos volcados en ataque con 0-1 en el marcador, nos jugaron situaciones de contraataque y tuvimos que defendernos. Al final esto es un juego, y el que más goles hace es el que gana. Hay que ser dominadores en las dos áreas, y ellos (los jugadores del Mar Menor) el domingo lo fueron. Fueron los justos vencedores, pero en ningún momento el equipo se vio superado por la situación. Ojalá jugásemos todos los partidos de aquí al final en el Cartagonova, ojalá que volvamos no muy tarde.

-¿El primer puesto es todavía posible de alcanzar, o el equipo lo da por perdido y se centrará en asegurar una plaza dentro de los tres primeros clasificados?

+Ha ganado el Cartagena FC UCAM al Mar Menor en el partido aplazado por las lluvias. Entonces, creo que, si las cuentas no me fallan, tenemos que ganar los dos partidos y que el Mar Menor no sume en ningún punto en los partidos que le quedan. Es una cosa muy difícil, pero mientras haya posibilidades matemáticas nosotros las vamos a pelear. Es complicado, pero mientras que esa posibilidad exista nos tenemos que aferrar a ella.

-¿En semanas como esta, un entrenador se tiene que centrar más en levantar el ánimo de los jugadores que en la parcela táctica, o es una semana normal?

+Fundamentalmente hay que trabajar en el aspecto mental y emocional, y sobre todo, el hecho de ser realistas y darnos cuenta de que esto es una situación que nos ha pasado y que no nos tiene que volver a ocurrir. Eso se tiene que hacer a través de fortalecer todas las virtudes que este equipo tiene, elevar la autoestima y confianza, ya que, ante resultados negativos el jugador puede pensar cosas distintas a las que yo siento. Es una semana de recuperar ese factor mental, que sepan que esto es fútbol, que es un juego, pero que los grandes equipos se recuperan. Es el momento de dar un pasito hacia delante; ellos son futbolistas y tienen que dar ese pasito, sobre todo en un momento muy puntual y decisivo en el cual no nos habíamos visto antes, y que nos pasa ahora, en el momento culminante de la temporada. Los jugadores tienen personalidad y se van a recuperar, porque tanto el cuerpo técnico como yo nos vamos a encargar de eso.

-¿Qué le está aportando Uri al equipo?

+Solvencia, seguridad, fútbol, anticipación… En definitiva, muchas cosas. No solo Uri, sino todos los compañeros con los que juega Uri, porque hay que tener en cuenta que Uri no ha empezado a jugar con nosotros hace muchas fechas, y antes el equipo ya tenía unas señas de identidad bastante claras y definidas. Con Uri, evidentemente, podemos ser mejores y lo está demostrando. Es un gran central, como también lo son Fromsa, Farru y Antonio. Todos, jugando en mayor o menor medida, son muy importantes.

-¿Le gustaría que Esteve y Kleandro, jugadores que todavía no han debutado con el primer equipo esta temporada y que tienen ficha del filial, siguieran el camino de Uri y ayudaran al filial en este tramo final de temporada?

+Es posible que Kleandro pueda participar de aquí a que acabe la liga con nosotros. Ahora mismo está en un proceso de recuperación de una lesión importante que ha tenido en el recto anterior de una de sus piernas. Vamos a ver si se recupera y puede ayudar y aportar más empaque al equipo.

-Ha hablado solo de Kleandro, ¿entonces la opción de que Esteve juegue con el filial está descartada?

+En ese aspecto, estoy seguro de que Esteve terminará la temporada con el primer equipo. Nosotros tenemos dos porteros extraordinarios como son Moñino y Sergio. Cada uno en su contexto tendrá que hacerlo bien: nosotros con los dos porteros que tenemos y Esteve ayudando al primer equipo, y si pasan cosas, que esté preparado para poder jugar con el primer equipo.

-Hablando del primer equipo, desde que llegó Luis Carrión, Teddy y Santisteban han ido convocados en algunos partidos con el primer equipo, e incluso Santisteban ha tenido la oportunidad de debutar en Segunda División, ¿usted nota en los días previos y posteriores a esa convocatoria con el primer equipo un subidón de moral en estos jugadores?

+Todas estas situaciones hay que manejarlas muy bien, porque los jugadores, cuando se ven en algo por lo que todos sueñan y de repente les viene, tienen que tener muchísima personalidad, y sobre todo, estar muy centrados. Ellos han conseguido el primer gran sueño como futbolistas; es un tema que viene como consecuencia de su gran temporada. Lo más importante es que ellos son conscientes de que su equipo es el filial, y es en el filial en el que tienen que acabar de dar el máximo para, entre todos, conseguir el gran objetivo que tenemos, que es jugar el año que viene en Segunda B. Todo lo que venga por añadidura en cuanto a nuestros jugadores del filial será una satisfacción para mí y para todos, porque este es nuestro proceso como entrenadores en un equipo filial: ir potenciando jugadores para que en un futuro pertenezcan a la primera plantilla del FC Cartagena.

-¿Cree que Luis Carrión está mirando y va a mirar más a los jugadores del filial de lo que lo hacía Borja Jiménez?

+A tenor de los últimos partidos, claro que lo ha hecho. A mí me encanta que Luis Carrión mire hacia abajo, y sobre todo que lo haga por pleno convencimiento, no por imposición. Nosotros estamos para ayudarle y para que cuando necesite a ´´X´´ jugadores, que estén preparados.

-¿El hecho de que Teddy y Santisteban vayan convocados supone un ejemplo para que el resto de la plantilla esté motivada sabiendo que en cualquier momento puede tener su oportunidad con el primer equipo?

+Tanto Santisteban como Teddy está claro que han abierto la puerta. Nunca ha estado cerrada con llave, siempre ha estado entreabierta con la posibilidad de tumbarla, y en este caso ellos lo han hecho. Saben perfectamente que todos, en cualquier momento, pueden ser llamados por el primer equipo para entrenar y para ir convocados en situaciones puntuales. Lo repito, para eso estamos.

-¿Por qué cree que el VAR es la mayor aberración que el fútbol creó?

+Porque ha dejado de tener todo el error que pueda pasar durante un partido, como había sido durante toda la historia del fútbol. El fútbol es un error continuo, y los errores continuos no son hechos a conciencia. Un árbitro comete un error porque no es un robot que está preparado para que pulsando un botón ejecute lo que tú le programas. Todos somos humanos y cometemos errores, de ahí que, para mí, el VAR se ha cargado el fútbol para siempre. Cada vez hay más personas alrededor del fútbol, y en ocasiones cada vez son más molestas. El fútbol es de los futbolistas y de un árbitro que intenta impartir justicia acertada o equivocadamente. Ahora mismo hay muchas opiniones y muchos ojos viendo el fútbol, y esto es un sinvivir.

-Bajo su criterio y su forma de entender el fútbol, ¿son penalti la mano de Andújar y el pisotón de Azeez?

+Para mí no, como en otras ocasiones puedan ser penaltis. Yo no me limito a enjuiciar el VAR en función de si me afecta o no. Es cierto que el VAR a nosotros nos ha penalizado muchísimo, pero ya sea tanto a favor como en contra, no soy partidario del VAR. Mucha gente, seguramente, esté en desacuerdo con lo que digo. Es absolutamente respetable, como lo es lo que yo opino sobre el daño que el VAR ha hecho, está haciendo y le va a seguir haciendo al fútbol.

-¿Cree que es más fácil que los árbitros tomen decisiones en contra del equipo pequeño, que este año en Segunda División es el Cartagena?

+A tenor de las decisiones que se han tomado en estas últimas semanas, hemos salido perjudicados, pero no creo que los árbitros han esto con premeditación. A mí lo que me gustaría es que los árbitros se volvieran a equivocar ellos en el campo, y no otras personas que están viendo lo que el árbitro no ve, y lo llaman para que lo mire y lo valore. Es algo que no me gusta y no lo comparto. Como el VAR va a seguir existiendo, ojalá que en algún momento nos pueda beneficiar.

-¿Qué diferencia ve en el actual Cartagena con el Cartagena que cogió usted en diciembre?

+Se ha cambiado la plantilla conformada en el mercado de verano y han venido jugadores que han aportado muchísima solidez y contundencia en el equipo. Los mercados invernales son para esto, para intentar solucionar cosas que tú crees que puedes hacer muy bien o es tu idea de cara a la temporada, y al ver que no pasan, pues cambias. Han entrado muy buenos futbolistas, y estamos a tiempo de ganar los partidos que necesitamos para salvarnos. Soy muy optimista, porque hay una muy buena plantilla. Ojalá que consigamos ganar al Albacete, porque es un rival directo y cada semana que pasa y no sumas es un lastre, pero tengo fe ciega en el equipo. Estoy convencido de que lo vamos a sacar.

-¿Cree que cuando llegó al equipo había jugadores desconectados?

+Cuando llegué, el equipo estaba en una dinámica francamente mala, y el estado anímico de los futbolistas no era el más propicio para levantar la situación. Sé que los jugadores estaban convencidos de mi mensaje y de la idea que yo tenía de cara al futuro. Llegó un exfutbolista y de alguna manera les hizo abrir los ojos, supe ponerme en su pellejo e intenté llevarlos a mi terreno a través de mensajes para convencerlos. Fue una experiencia muy buena, aunque evidentemente sumar un punto de nueve no fue suficiente como para haber tenido continuidad, pero de haberla tenido estoy convencido de que esto lo hubiéramos sacado, así como lo estoy con Luis Carrión y Domingo Cisma. Fue una experiencia muy gratificante; ojalá que en un futuro pueda volver a tenerla. Fue una situación bonita, pero sumé un punto de nueve y volví al sitio para el que me firmaron este año, que es el filial.

-Usted que trabaja y ha trabajado mucho con jugadores jóvenes, ¿cree que cuando las cosas van mal es más fácil que se desconecten y se vengan abajo en comparación con jugadores más veteranos y experimentados? Le pregunto esto porque la plantilla que cogió tenía muchos jugadores jóvenes…

+Al final, cuando estás tan poco tiempo con ellos lo que intentas es cambiar cosas y hacer lo que tú sientes como entrenador. Todos los jugadores, tanto los jóvenes como los más veteranos, estaban en la misma línea que yo intentaba impartir dentro de la primera plantilla. ¿Jugadores jóvenes o veteranos…? Todos son futbolistas profesionales y todos ya han vivido este tipo de situaciones. Algunos pueden llevarlo mejor y otros por su carácter se pueden encoger por la situación del equipo por aquel entonces. Cada jugador es un mundo. A mí me faltó tiempo para poder conocerles a todos en profundidad, aunque en los días en los que estuve los futbolistas me dieron un ´feedback´ positivo a la hora de querer cambiar las cosas. Estoy muy agradecido por la predisposición que tuvieron todos, tanto los veteranos como los más jóvenes.

-Desde fuera se veía una línea continuista en sus 11 titulares y en sus planteamientos, ¿por qué no hizo ´´una revolución´´ en el equipo? ¿Por qué no cambió más cosas con su llegada?

+Yo creo que sí que hubo cambios. Yo intenté implantar mi sentir y mi manera de poder jugar aplicado a los futbolistas que tenía. Además, el dibujo cambió por completo y la manera de jugar. ¿Que los futbolistas repitiesen…? Eso no importa, lo importante es cambiar la cabeza del futbolista con un entrenador, una situación y un mensaje totalmente distinto. Faltó haber ganado un partido o dos de los tres, y a saber qué es lo que hubiera podido ocurrir… Fue una experiencia muy enriquecedora para mí porque supe conectar con los futbolistas, pero los resultados no nos acompañaron, y ahora mismo estamos en otra situación: con la ilusión intacta de ver al equipo ganar y que se acabe salvando, que es lo más importante.

-¿Supuso un varapalo para usted el hecho de volver al filial tras no lograr reconducir la situación del primer equipo?

+No, en absoluto. Lo que hubiera sido más difícil de digerir es que hubiesen prescindido de mis servicios y que me hubiese tenido que marchar a mi casa. Eso sí que hubiese sido duro para mí. Eso no fue así, y por tanto, el club a la hora de decidir que siguiera con mi trayectoria y mis directrices en el filial, me hizo pensar que se tiene una confianza ciega en mis posibilidades. Con eso es con lo que me quedo. En este club estoy encantado, siento que llevase aquí toda la vida. Todas las personas que conforman este gran club me hacen sentir muy bien, y esa decisión que se tomó la acepté con absoluta profesionalidad.

-Por la confianza que tiene Paco Belmonte en usted, da la sensación de que, mientras Paco esté en el Cartagena, tarde o temprano va a acabar siendo el entrenador del primer equipo, iniciando un proyecto desde principio de temporada, ¿tiene usted esa misma sensación?

+La sensación que tengo es de plena confianza por parte de todas y cada una de las personas que conforman la directiva del club. Evidentemente sé que hay una cabeza visible que es el presidente, y sé que tiene una gran confianza en que consiga el primer gran objetivo que tengo con el filial, y a partir de ahí, el futuro es impredecible. Siempre pienso que lo mejor está por llegar, pero hora mismo no me marco ninguna meta a largo plazo. Lo que quiero ahora mismo es entrar en los playoffs de ascenso con el filial, ascender a Segunda B y ser entrenador del filial en Segunda B. En eso es en lo que ahora mismo pienso. En lo otro, hay un entrenador que lo está haciendo fantásticamente. Ojalá nos salvemos, ojalá siga Luis Carrión el año que viene y ojalá el filial esté en Segunda B el año que viene. En eso es en lo que pienso.

-Para terminar la entrevista, ahora que puede comparar, mójese, ¿qué ciudad es más bonita: Cartagena o Murcia?

+Son distintas. Murcia tiene algo que no tiene Cartagena, y Cartagena tiene algo que no tiene Murcia. El mar es algo que me encanta, entonces, esa es la gran diferencia. Murcia es una ciudad extraordinaria, que me acogió durante trece años y que me demostró un cariño y un afecto inusual, y el denominador común entre una y otra es que en ambas me siento como en mi casa. Fui muy feliz en Murcia y estoy igual de feliz en Cartagena, además aquí tengo el mar a cinco minutos de mi casa, y eso me encanta. No me puedo mojar, porque si digo Murcia, los de Cartagena se van a enfadar, y si digo Cartagena, los de Murcia se van a enfadar. Me encanta el mar, eso sí que te puedo decir.

-El mar está en Cartagena…

+También está en Cantabria y en Santander… En definitiva, uno es feliz en donde le acogen y le hacen sentirse bien; eso es lo más importante, y yo en Cartagena soy feliz.

-La última, ¿cree que perdió amigos o seguidores murcianistas tras anunciarse su llegada al Cartagena?

+Sí, pero ni ellos son responsables, ni menos responsable soy yo. El gran culpable de que yo esté aquí es el FC Cartagena, no hay más. Yo voy a los sitios donde quieren que esté, donde no me quieren, evidentemente, no puedo ir. Blanco y en botella…

 

Imagen principal: Carlos Gómez de Salazar (FC Cartagena)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *