Un muerto y tres heridos en un tiroteo por un ajuste de cuentas en Cartagena

Un muerto y tres heridos en un tiroteo por un ajuste de cuentas en Cartagena

El presunto autor de los disparos se atrincheró dos horas en su casa hasta que fue convencido para entregarse por un negociador de la policia

Un tiroteo ocurrido este sábado por la noche en la barriada Virgen de la Caridad de Cartagena, conocida popularmente como Las Seiscientas, dejó un fallecido y dos heridos de consideración, además del presunto autor de los disparos, que se atrincheró en su vivienda dos horas tras la refriega. Fue necesaria la intervención de un negociador de la Policía Nacional, que le convenció para que depusiera su actitud y se dejara examinar por los sanitarios de una ambulancia del 061 antes de ser trasladado al hospital. Todos los detalles del suceso eran muy confusos para la Policía Nacional en esos primeros instantes, salvo que se trataba de un ajuste de cuentas entre personas conocidas en el barrio y relacionadas con la venta de drogas al menudeo.

El tiroteo ocurrió sobre las nueve y media de la noche en una pequeña explanada enlosada ubicada entre dos bloques de viviendas de la calle Alcalde Manuel Carmona, una de las principales del barrio cartagenero. En ese punto se produjeron los disparos que acabaron con la vida de uno de los participantes en el enfrentamiento y que hirieron de bala a otras dos personas, que tuvieron que ser trasladadas en ambulancia hasta el Hospital Santa Lucía. Según fuentes próximas a la investigación, uno de ellos presentaba al menos un impacto de bala en el estómago. El otro, distintas heridas por arma de fuego en el tronco y las extremidades.

Calles acordonadas

El presunto autor de los disparos se dirigió después hasta su vivienda y allí, atrincherado, esperó la llegada de las primeras patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional alertadas por llamadas de los vecinos a las centralitas del 091 y del 092. Durante unos minutos se vivieron momentos de gran angustia y confusión, ya que los agentes tuvieron que atender a los heridos mientras se resguardaban de un posible ataque del hombre atrincherado. Para detener al presunto autor de los disparos fue necesaria la intervención de un policía nacional especializado en negociaciones que, tras dos horas de intenso trabajo, consiguió convencer al hombre para que se entregara. Posteriormente, fue trasladado al centro hospitalario en ambulancia y custodiado por cuatro agentes.

Los cuerpos policiales mantuvieron desplegado un amplio operativo en la calle Alcalde Manuel Carmona y todas sus adyacentes, que estuvieron acordonadas hasta que los servicios funerarios se llevaron el cuerpo de la persona fallecida a primera hora de la madrugada. Vecinos y curiosos se concentraron frente al cordón policial, detrás del que trabajaban los investigadores para recoger casquillos y munición empleada durante la refriega.

Según fuentes próximas a la investigación, todos los participantes en este suceso son delincuentes habituales pertenecientes a dos conocidos clanes del barrio. En los bloques de viviendas donde ocurrieron los hechos se mezclan muchas familias humildes y trabajadoras con unas pocas dedicadas a la venta de drogas a pequeña escala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *